jueves, 30 de junio de 2011

El defensor del Pueblo solicita que las estaciones informen sobre el stock de combustibles


El reclamo más común de los automovilistas es por tener que cargar un producto más caro ante la falta del que buscan. Exigirán información en los ingresos de las estaciones sobre la disponibilidad de naftas y gasoil.
La escasez de naftas y gasoil es un fenómeno de estos tiempos y a los consumidores les cuesta adaptarse. No es sencillo para los playeros tener que informarles cuando llegan al surtidor después de varios minutos de espera que se terminó el combustible que buscaban y deben buscar una opción en otro más caro. Las quejas y los insultos son moneda corriente provocando una situación irritante tanto para el empleado como para el cliente.
Para evitar este tipo de circunstancias, el defensor del pueblo reclama acciones para que los conductores sepan de antemano el producto disponible para cargar y no tener que recurrir a uno de mayor valor. Los conflictos que se suscitan por la disponibilidad de las naftas es un problema nacional, pero en algunas provincias ya tomaron el primer paso para desterrar esta asimetría de información con la que se manejan las estaciones de servicio.
Uno de estos intentos se dio en Mendoza, donde una asociación de consumidores locales promovió la promulgación de una ley que obligue a los expendedores a exhibir una cartelería donde se informe con claridad y a la distancia el stock disponible. También exigen que den a conocer cuáles son los medios de pago que tiene habilitado el comercio.
Una medida similar existe en la provincia de Córdoba según lo estipula una resolución tomada por la Dirección de Defensa del Consumidor y Lealtad Comercial, que manifiesta que las estaciones “deberán colocar carteles informativos, conjuntamente con los carteles indicadores de precio”, advirtiendo sobre “la falta de combustible y la designación de la calidad de que se trate: nafta súper, Premium, diesel y sus diferentes calidades”.
Esta determinación se fundamenta en que los inspectores de la dependencia oficial “han realizado un relevamiento de estaciones de servicio y han detectado que los consumidores inadvertidos de la situación esperan para cargar combustible de calidad Súper y sólo cuando llegan al surtidor se les notifica la no existencia del mismo, por lo que se les ofrece combustible de calidad Premium”, por ejemplo
“Poner carteles hacia la calle es una medida muy buena que tiene que ver con el derecho de los consumidores. Se debe informar al automovilista que es lo que puede cargar en la estación, para que así el tenga la posibilidad de elegir”, ya que la falta de comunicación es una conducta que perjudica directamente el bolsillo.
“Uno necesita sí o sí la movilidad que brinda el combustible, pero existe una importante diferencia entre cargar súper o premium”, comparó.
La queja de los clientes también tiene relación con el precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario