lunes, 27 de junio de 2011

Brutalidad policial un tema recurrente



El defensor del pueblo de la ciudad recibió una denuncia de vecinos que habían sido victimas de brutalidad policial y apremios ilegales y manifestó que necesario realizar acciones concretas para la dignificación de las víctimas y solicito medidas para la reparación moral, simbólica y material de las víctimas.

La CIDH (Comision Interamericana de derechos humanos) considera que el reconocimiento de responsabilidad y el pedido de perdón constituyen una importante medida de reparación y supone un compromiso para la no repetición de las graves violaciones producidas. En ese sentido también se solicito el pedido de disculpas por el accionar ilegitimo de miembros del estado y reitero que es obligación del Estado realizar todas las investigaciones necesarias, en forma completa, imparcial y efectiva, para aclarar oficialmente, determinar la responsabilidad y sancionar a los autores de las graves violaciones de derechos humanos cometidas por el accionar policial.
En tal sentido se emitió una revolución al gobernador que se adjunta

Recomendación: DP 004/11
Salta,…. de junio de 2011
VISTO:
Los apremios ilegales por parte de efectivos de la policía de la provincia ocurridos el día 20 de junio del corriente en Bº San Francisco Solano, perpetrados contra  tres miembros de la  familia Mamani, vecinos de nuestra ciudad; y
CONSIDERANDO:
Que los mencionados vecinos se acercaron a ésta Defensoría a realizar una denuncia por apremios, golpes, disparos de escopeta con balas de goma a quemarropa (adjunto fotos), arresto en la comisaría décima; golpes  .mientras estaba detenido que ocasionaron el desmayo de uno de ellos, amenazas en caso de que declaren sobre lo ocurrido, lo que provocó que al ser revisado por el médico de la alcaldía siendo acompañado por dos de los efectivos que lo amenazaron, el Sr. Mamani declare que las heridas en el pecho, cabeza y espalda fueron provocadas por una caída.
Que canal 11 realizó una nota que fue emitida por TV abierta y subida a los medios digitales de nuestra provincia habiendo testigos que en la misma certifican que el ataque fue absolutamente salvaje e imprevisto por parte  de agentes de seguridad de nuestra policía provincial, ningún funcionario de la Secretaria de los Derechos Humanos se acercó o comunicó con la familia a efectos de acercarle asistencia.
Que entre los damnificados hay un menor de quince años que recibió un disparo de bala de goma en la espalda, sin que hasta el momento, insisto, haya recibido asistencia.
Que el padre del menor, el Sr. Héctor Mamaní recibió un tiro en el abdomen a menos de 50 cm. de distancia que le provocó una herida importante por la cual está recibiendo tratamiento diario en el Hospital San Bernardo.
Que esta herida le genera la imposibilidad física de realizar su trabajo como independiente en la construcción, ocasionándole grandes problemas económicos a la par que está solventando los remedios que requiere su tratamiento.
Que sin duda hay organismos públicos con mayor competencia para estas circunstancias, pero que lo lamentable y preocupante es que no parecen estar actuando de oficio como hubiera correspondido.
Que esta Defensoría entiende que en hechos que pudieran infringir fuertemente los derechos humanos, cualquier funcionario tiene el deber de llevar adelante las acciones que estén a su alcance.
Que por dichos de la familia en cuestión surge la posibilidad de que estos hechos no sean nuevos del accionar policial en el barrio a cargo de la Comisaría 10ª.
Que de la declaración de los denunciantes, unidas a las evidencias físicas y a los testimonios televisivos de los vecinos surgen indicios claros de brutalidad policial sin ningún tipo de necesidad.
Que también esta Defensoría tiene sospechas relacionadas con que este trato agresivo tiene directa relación con la condición socio económica de las víctimas, considerando no haber recibido, leído, ni escuchado en todos estos años denuncias relacionadas con este tipo de brutalidad por parte de vecinos de sectores más acomodados económicamente, lo que configuraría violencia discriminada hacia los sectores más pobres e indefensos de nuestra ciudad.
Ante todo ello, esta Defensoría entiende que es necesario hacerle saber lo ocurrido y elevarle una Recomendación,

Por ello,
EL DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA CIUDAD DE SALTA
R E CO M I E N D A:

1°: Instruir a la Secretaría de Derechos Humanos tome cartas en el tema, comunicándose con la familia Mamaní, a cuyos efectos adjunto domicilio, teléfono y  denuncia policial;
2°: Se investiguen los hechos ocurridos en la Comisaría 10ª a los efectos de  deslindar responsabilidades y promover sumario a los responsables;
3°: Se recomiende especialmente la seguridad de los miembros de la familia Mamaní, debido a las amenazas por ellos denunciadas;
4°: Se le compense la asistencia médica y el lucro laboral cesante diario al Sr. Héctor y Mauro Mamaní hasta que éstos puedan reintegrarse laboralmente;
5°: Se les pida, en cabeza del Ministro de Seguridad y Derechos Humanos, disculpas públicas por los excesos policiales, teniendo en cuenta que sus derechos humanos fueron absolutamente violentados por parte del Estado Provincial, y que el resarcimiento económico que pudieran recibir no compensa el menoscabo a su dignidad y derechos como ciudadanos salteños;
6º REGÍSTRESE, PUBLÍQUESE y RESERVESE  para su posterior seguimiento.  
7º: AGRÉGUESE  al informe Anual que se presentará.- 



No hay comentarios:

Publicar un comentario